El lubricante a base de agua es fundamental en la vida de una pareja. Su formulación a base de agua y se asemeja a la lubricación natural de la mujer, permite que el sexo sea más placentero. No daña el condón y puede usarse a diario. Su uso está indicado en varios casos, desde sequedad vaginal debido a cambios hormonales o reacciones a medicamentos, como también se puede utilizar para lubricación adicional en la vida diaria, el sexo o incluso con el uso de vibradores.